martes, 3 de abril de 2012

Huevos de serpientes

No nos gusta mucho amplificar este tipo de cloacas, pero a veces nos sirve para algunas reflexiones. Falleció el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Luis Eduardo Duhalde y en la noticia del diario Clarín se despachan comentarios como "Hubiera preferido que muriera ajusticiado, como se merecía", "se merecía morir estrellado contras las aguas del Río de la Plata", "Un tirabomba menos, de a poco van cayendo", "un monto menos, como duran, son como cucarachas", "En hora buena que se haya ido, Bonafini para cuando?".
Hoy podemos pensar que son expresiones minoritarias de la sociedad, lo que a la vez demuestra el público al que está quedando reducido ese diario. Pero no está demás seguir siempre atentos, repudiando este tipo de comentarios. Es que no debemos olvidar nunca que fueron el caldo de cultivo, la justificación y el huevo de la serpiente que habilitó los peores crímenes ejercidos desde el Estado terrorista. Los milicos fueron el brazo armado de civiles como éstos.
Nota y comentarios de Clarín acá

ACTUALIZACIÓN: Desactivaron los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada