sábado, 16 de febrero de 2013

El índice del supermercado

Quién niegue que en los últimos diez años el salario ganó poder adquisitivo realmente es muy obtuso o no realiza bien las cuentas. La siguiente comparación podría haberse hecho con la factura del gas, con el pasaje del colectivo o hasta con el abono del cable. En todos esos casos el poder adquisitivo del salario sería aún mayor. ¿Se podrá estar mejor? Por supuesto, siguiendo en el mismo camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada