sábado, 3 de agosto de 2013

Nuestro voto, antes de la veda

Aunque pueda ser obvio lo que vamos a decir, pretendemos predicar con el ejemplo. Tal como se hace en medios de comunicación de distintas partes del mundo (y este blog se considera humildemente parte de ese universo), creemos que siempre ante cada elección democrática y popular hay que dar a conocer la decisión electoral de quién escribe. Se trata de una actitud ética que no debiera esconderse detrás del secreto del voto. Todo ciudadano y ciudadana tiene una opción electoral y tiene el derecho de reservarla en secreto. Eso no debe ser excusa de comunicadores y comunicadoras para esconder sus preferencias y para que quienes todos los días los escuchamos, vemos o leemos no sepamos desde dónde se nos habla.
Este blog habla desde una decisión tomada: colocar en la urna el próximo domingo 11 de agosto la boleta completa del Frente Para la Victoria. Quienes nos siguen desde hace tiempo podrán leer en nuestra historia argumentos mas que suficientes. Sintéticamente podríamos resumirlos en que es el único espacio político con el que se puede "continuar con lo bueno y corregir lo malo", consigna tan en boga en los últimos meses. En 2009 tuvimos la triste experiencia de una elección en la que - aunque por muy poquito - otros sectores pudieron construir una nueva mayoría en el parlamento. Sin embrago esa mayoría solo la lograron para frenar proyectos del oficialismo y en casi ningún caso para proponer medidas superadoras. Ese escenario no cambió y estamos convencidos que con mas legisladores y legisladoras del Frente para la Victoria podremos seguir recuperando derechos, consolidando la recuperación del Estado y la reconstrucción de un país industrializado, mas justo y solidario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada