miércoles, 29 de enero de 2014

La destitución misma

Están decididos. Nadie lo dude. Que lo logren o no, es otra historia. Los sectores agroexportadores, junto al poder financiero y a las principales empresas oligopólicas de este país quieren instalar su propio programa de gobierno, sin haber sido votados en elecciones libres.
Han conformado el Foro de Convergencia Empresarial que durante enero ya se reunió dos veces y agrupa a la Sociedad Rural, a la UIA, a AEA, ABA (Bancos), AAPRESID (Siembra directa), etc. En su último documento (que se puede leer completo acá) dicen que el problema de la Argentina "es político", repitiendo las ideas que los representaron con la dictadura y con el neoliberalismo de los 90', llamando textual y abiertamente a "trabajar junto a todas las fuerzas políticas presentes y futuras para consensuar un acuerdo de cumplimiento programático en este mismo año de 2014"
Las propuestas programáticas para el ejercicio del poder del Estado se votan en Argentina cada 4 años. En 2011 fue ratificado un proyecto político con el 54% de los votos. No hay encuesta ni situación coyuntural que pueda sustituir aquel ejercicio democrático. Quienes en dicho documento dicen estar unidos por el "el espíritu de convergencia en torno a los valores republicanos" deberían saber que la voluntad popular es el primer valor a defender en una República.
Por supuesto que cualquier agrupación, corporación o conjunto de ellas pueden realizar propuestas en función de sus intereses. Pero que no nos quieran hacer creer que sus propuestas serán en beneficio de todos los argentinos ni siquiera de la mayoría.
Si quieren puntos de acuerdo para este 2014 que nos permitan  "avanzar exitosamente por el camino del desarrollo sostenible y el encuentro provechoso con el mundo" les proponemos firmar YA un acuerdo de convergencia y unidad para el futuro:
1.- Sostenimiento y permanente ampliación del derecho a la Asignación Universal por Hijo
2.- Sostenimiento de la retenciones al producido de la tierra como forma de mantener la soberanía alimentaria, los precios relativos y la distribución de la riqueza.
3.- Intervención del Estado en el comercio exterior, fundamentalmente de los recursos naturales y alimentos por los mismos motivos del punto anterior
4.- Continuidad de las políticas de expansión del empleo y la producción, agregando cada vez mayor valor agregado y defendiendo la autonomía nacional en las decisiones de política económica.
5.- Profundización de la integración regional con América Latina
6.- Reformas impositivas en todas las provincias para que paguen mas impuestos provinciales quienes mas tienen, fundamentalmente los grandes terratenientes.
Si todos los actores políticos se comprometen en llevar estos mínimos puntos en sus plataformas para el 2015, realmente estaremos ante el VERDADERO DIÁLOGO Y CONSENSO que tanto reclaman. El resto es querer imponer los intereses de una minoría haciéndonos creer que son los del país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada