viernes, 25 de julio de 2014

Es simple: son buitres

 No es tan complicado entender las intenciones de los buitres: les conviene que haya agonía, para comer carroña. Quienes ganaron el juicio en lo de Griesa nunca quisieron dialogar. Ni siquiera es que no quisieron entrar en el canje de 2005 y 2010. Compraron los bonos después, con el único fin de hacer juicio en un tribunal amigo. Si existiera una norma internacional similar a las leyes de quiebras de las empresas, sus negociados no podrían prosperar porque en una reestructuración, si la mayoría acuerda, el resto tiene que sumarse al acuerdo.
Aquellos canjes incluyeron la famosa cláusula RUFO que dice que si el Estado argentino ofrece a algún bonista mejores condiciones que en esos años, tiene que ofrecérselas ahora a todos. Si esa cláusula se activa, nuestra deuda crecería en miles y miles de millones de dólares. Hay quienes pretenden esto porque es su negocio. Hay quienes ignoran toda la secuencia. Y hay quienes ingenuamente piensan que el Juez es imparcial. Pero ¿saben quienes son los que también tienen bonos del canje 2005 y 2010 y son los primeros que van a reclamar por la cláusula RUFO? Si, adivinaron, los mismos fondos buitre que ganaron este juicio. Están esperando que Argentina les pague por sus bonos viejos para empezar a reclamar por sus bonos canjeados. Es simple, son buitres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada