miércoles, 21 de enero de 2015

Porteñocéntricos

Sabemos que todos los portales y canales de noticias están con otra cosa. Pero en este blog tenemos nuestra propia agenda. Cuestionar el sentido común. Resignificarlo. En este verano tan colmado de gente en todos los rincones del país te preguntamos ¿En homenaje a qué lugar se escribió el tango "Caminito"? Si respondés "a una calle de La Boca", es porque, como nosotros, fuiste víctima durante mucho tiempo de una visión porteñocéntrica de todo. Gabino Coria Peñaloza lo escribió inspirado en el sitio que vemos en la foto, por donde paseaba con una novia (Olta, La Rioja). La letra que incluye juncos, cardos y huellas que el tiempo borra, está muy alejada de los adoquines porteños. Años después, Juan de Dios Filiberto le puso música, él sí, inspirado en un pasaje del barrio de La Boca. Es fácil ver que la invisibilización de la historia de la letra se enlaza a la historia de nuestro centralismo.

Caminito que el tiempo ha borrado,
que juntos un día nos viste pasar,
he venido por última vez,
he venido a contarte mi mal.

Caminito que entonces estabas
bordado de trébol y juncos en flor,
una sombra ya pronto serás,
una sombra lo mismo que yo.

Desde que se fue
triste vivo yo,
caminito amigo,
yo también me voy.

Desde que se fue
nunca más volvió.
Seguiré sus pasos...
Caminito, adiós.

Caminito que todas las tardes
feliz recorría cantando mi amor,
no le digas, si vuelve a pasar,
que mi llanto tu suelo regó.

Caminito cubierto de cardos,
la mano del tiempo tu huella borró...
Yo a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada