lunes, 25 de julio de 2011

Preguntas simples sobre la democracia

Hay un porcentaje de ciudadanos y ciudadanas que no les interesa ni les interesará pensar demasiado su voto. Prefieren elegir por empatía con algún candidato, por su "simpleza", por sus rasgos de "gente común". En muchos casos ese porcentaje decide una elección. No sirve de mucho para ese sector comparar modelos o proyectos de país, comparar hechos o realizaciones pasadas y presentes ni confrontar ideologías. Se terminarán decidiendo por quién tenga la mejor sonrisa y le trasmita mayor confianza. ¿Hay que bajar el nivel de debate por esto? ¿hay que maquillar a los candidatos y candidatas en pos de un proyecto? ¿hay que desechar candidatos poco carismáticos mas allá de su compromiso?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada