viernes, 8 de junio de 2012

Lo espontáneo y lo escondido

Hay dos elementos simbólicos de la protesta de Plaza de Mayo del 7 de junio que es interesante analizar. Uno, mas obvio, es intentar asociarlo a las cacerolas en donde se supone que se cocina y que deberían golpearse cuando falte la comida. El otro elemento es la pretensión de vestir al acto político, de espontaneidad. La Mesa de Enlace movilizó alrededor de veinte micros de lujo, doble piso, que estacionó en Plaza Congreso. El Pro realizó cadenas de mails llamando al acto. Y por supuesto en redes sociales de militantes opositores se difundió la convocatoria. La pregunta que queda flotando es ¿cuán desprestigiados están esos sectores que tienen que ocultarse para realizar una convocatoria tan pequeña?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada